Voluntad Shinobi


en Voluntad Shinobi VS

No estás conectado. Conéctate o registrate

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

1 Misión A, salvando al país el Vie Nov 23, 2012 4:19 pm

Slyzt

avatar
Chunin
Chunin
Un día más salía en la Aldea de la Niebla, ese lugar tan conocido por todos y su vez tan temido, pues dentro de lo que eran las cinco grandes aldeas, o lo que queda de ellas, esta tenía a los más violentos y sanguinarios asesinos. Sobretodo esa fama venia por los famosos siete espadachines de la niebla y sus todo poderosas siete espadas, pero desafortunadamente de esas espadas, uno de ellas Samehada hace poco fue robada de la villa, las demás siguen sin nuevo heredero a manos de la Kage. Actualmente el objetivo mas claro de Slyzt era lograr una de esas espadas, que afortunadamente eran de las seis que quedaban, concretamente la de Nuibari, la antigua espada que porto su tío y ahora le tocaba heredar a él.

Este día era especial pues estaba cada vez mas cerca de lograr su espada, pues le habían comunicado que tenía una nueva misión y esta seria muy peligrosa por eso iría acompañado. Como siempre la hermosa Hinata me esperaba en aquel árbol frente a la academia mientras numerosos niños acudían a clase ilusionados por ser ninjas que servir a su aldea y sabía que la mayoría lo lograría y una parte de ellos servirían a su Aldea con el liquido carmesí que era su sangre y vida por ella. Aun así el joven chunnin vio como su compañero de misión era Arthas, aquel compañero que nunca le fallaba, por muy suicida que fueran las acciones de Slyzt , él siempre le acababa cubriendo las espaldas.

Al verle, el joven le saludo sin dudarlo.-
Hola Arthas, espero que estés preparado para nuestra primera misión de rango A.- Le decía animadamente, para después prestar atención con todos sus sentidos a Hinata. La misión que les mando les haría ir al mítico país de samuráis y katanas, donde no había ninjas, pero su poder era equivalente a estos mismos y además era un lugar neutral, al que se acudían cuando se hacían alianzas entre todas las aldeas. Al parecer ese mágico y a su vez mítico lugar estaba siendo acosado por unos bandidos y por ello solicitaban ayuda a la Aldea de la Lluvia, pero esta pidió ayuda a la Niebla. Esto hacia plantearse un par de cosas o era una misión tan suicida que no querían arriesgar a sus hombres o era una misión tan exigente que sus ninjas no eran buenos asesinos como lo eran los de la niebla y su fama les precedía. Aun así, seria una misión divertida a la par que emocionante por ello no dudaba que lo lograrían y mas aun sabiendo que tenia de su lado al mejor compañero posible.

Tras comunicarles la misión la Kage se marcho a hacer sus quehaceres tan duros y conflictivos que traía consigo su cargo. Aunque al volver de la misión esperaba reunirse con ella, para hablar sobre las míticas siete espadas de su Aldea, pero eso debía esperar, pues ahora tenia una misión que cumplir.-
Amigo, creo que nos espera una emocionante aventura, pues ir a ese sitio de samuráis, es ir a un sitio raro, como si fuera otro mundo. Según dicen las historias ellos no tienen ninjas. Aun así es uno de los sitios mejor defendidos del mundo y no entiendo porque, pero sea como fuese, tú y yo les enseñaremos lo que vale un ninja.- Le comentaba animadamente sobre la misión y dejaba ver algo de emoción en su voz y ojos, pues el resto de su cuerpo lo tapaban vendas, por lo que tenia poco para analizar.

Sin mas dilación se dispuso a comenta los últimos retoques antes de separarse por unos minutos.-
Bueno recuerda preparar todo el equipo ninja y mucha comida y bebida, pues será un largo camino el que nos espera. Yo me encargare de coger el mapa, para que no nos perdamos en nuestro camino hacia el país del hierro. Nos veremos en una hora en el puerto de la aldea, tú encárgate de buscar un barco donde poder acomodarnos, para que viajemos mas rápido.- Fue las ultimas palabras que le dijo a su compañero antes de marcharse para informarse de su lugar de destino y las zonas de ese país.

No tardo mucho en llenar su equipo, pues casi siempre lo tenia preparado, lo que si que le costó algo fue encontrar un buen mapa que le fuera de utilidad. Este lo logro gracias a uno de los exploradores de la aldea que junto a otros compañeros le dieron consejos sobre que lugar era mas rentable ir para que fuera lo mas seguro y rápido posible, ya que un país entero dependían del éxito de la misión que les había sido encomendada. Eso normalmente seria un gran peso para todos, pero para Slyzt solo era un orgullo y una emoción que confiaran en el para semejante misión y se preguntaba si esa era una misión de rango A, ¿Cómo deberían ser las de rango S? ¿Afectarían a situaciones de conflicto mundial?

Arthas había logrado encontrar fácilmente un barco, lo cual nos facilitaba enormemente la misión y transporte, pues nos dejaba en la frontera del país del hierro, por lo cual esta parte de la misión iba a salir a pedir de boca, pues no tendrían que preocuparse de nada aunque si que tardarían unos días en llegar. Además algo que llamaría la atención de todos, incluido su compañero Arthas, era que Slyzt llevaba un cuervo consigo que llamaba Umbra. Este cuervo era su mascota y explorador, que controlaba gracias al sello que invento y por el cual era capaz de ver, escuchar y hablar sin problema alguno, como si es encontrara en ese lugar. Además uno de los empleos en esta parte de la misión de Umbra, era bastante claro y obvio, que consistía en coger y enviarle a dar vuelta en varios kilómetros a la redonda, para que nos informara con antelación si avistaba tierra o no.-
Umbra ve tierra, el país del Hierro esta cerca, llegaremos en una hora o asi. Hay que ir preparándose, pues la fiesta comenzara en breve jejeje.- Le comentaba a Arthas mientras terminaba de limpiar sus katanas y el cuervo volvía derecho al barco.

Ver perfil de usuario

2 Re: Misión A, salvando al país el Sáb Nov 24, 2012 5:24 am

Arthas

avatar
Chunin
Chunin
Ya habían pasado varias semanas desde aquel evento en el que junto a su compañero de equipo había logrado el tan ansiado ascenso a Chunin, un ascenso que abriría ante ellos nuevas puertas y les mostraría nuevos horizontes sobre todo les ayudaría a convertirse en gente importante dentro de su aldea, la temida aldea de la niebla, conocida mundialmente por su organización de asesinos, "Los siete espadachines de la Niebla", conocidos en el mundo ninja como los más temidos asesinos. El joven Uchiha desde que llegó a la aldea y conoció la historia y los trabajos tan peligrosos e importantes que realizaban los que pertenecían a esta organización, eso le hizo llegar a la conclusión de que él quería portar una de esas espadas legendarias entonces rápidamente se puso a buscar información sobre todas ellas y aprender sobre sus poderes y desventajas. Mientras se informaba pudo descubrir que tan solo había una de esas espadas que no se sabía quien fuera su portador ni su paradero real, Samehada "la come chakra", sin duda esa espada era una de las más poderosas pero las demás no tenían nada que envidiar a tan formidable arma, sin embargo esa no era la espada que había llamado la atención del joven uchiha existía otra que le llamó la atención por encima de las otras, Kiba, unas espadas gemelas de las que se decían eran las más afiladas del mundo, unas espadas por las que el chakra raiton fluía sin cesar. Entonces el Uchiha decidió que debía ir a hablar con su kage y sensei, la Mizukage Hinata Hyuga, para pedirle por favor entrar a formar parte de esa organización legendaria como portador de la legendaria espada Kiba.

Al fin llegó tan ansiado día, ese día en el que decidió por fin ir a encontrarse con su sensei para pedirle tan ansiado objeto, entonces en su cabeza llegó un recuerdo de hace bastante tiempo más bien del momento en que conoció a su compañero de equipo Slyzt, "jajajajaja... y lo llamé idiota cuando me contó que quería ser espadachín por no admitir que yo también quería acceder a esa organización jajajajaja...la verdad es que lo he decidido y me voy a convertir en uno de los espadachines de la niebla El uchiha se perdía en sus pensamientos mientras caminaba por las calles de la aldea observando todo lo que lo rodeaba, mujeres y niños que paseaban felices y seguros, los ancianos que pasaban las horas sentados todos juntos contando sus batallitas de cuando eran jóvenes y sobre todo el gran mercado que este día de la semana ocupaba varias de las calles de la aldea. El joven uchiha debía de atravesarlo para así poder llegar hasta la torre donde se hallaba su sensei, la Mizukage, el joven uchiha avanzaba rápido entre grandes tumultos de gente y también atravesaba calles menos transitadas... pero cuando ya apenas estaba abandonando las calles donde se encontraba este mercado vio algo que llamó su atención sobre las demás cosas, en la lejanía parada en uno de los puestos pudo observar una figura femenina con un largo cabello negro que llamó su atención sobre todas las demás, la verdad es que sospechaba quien podía ser bien era conocido por él y los miembros de su equipo que su sensei solía escaparse de su lugar habitual de estancia, la torre del Mizukage, para pasear por la villa como si de una persona normal se tratara. El joven uchiha no tardó en llegar hasta la posición de su sensei que antes de que el pelinegro llegara ya se había volteado para mirarlo a los ojos y se acercó a él para decirle que lo acompañara que tenía algo que decirle... Ambos abandonaron la bulliciosa calle en la que se encontraban para llegar a una zona de la villa donde ahora mismo no había practicamente nadie pasaba en los días de mercado, allí fue donde la Mizukage le contó al joven uchiha que tanto él como su compañero debían de irse de la aldea por un tiempo para realizar una misión en un lejano país, un país que se encontraba en grave peligro por las acciones criminales de un criminal que se hacía llamar Mako. "Vaya parece que tendré que esperar para hacer mi petición... pero bueno esperaré creo que esto es más importante ahora..."estas fueron las palabras que pasaron por la cabeza del pelinegro al escuchar las palabras de su sensei que también le dijo que debía encontrar a Slyzt para comunicarle que debían marcharse de la aldea, entonces el joven Uchiha siguió a la Mizukage a través de la villa hasta que al final ambos encontraron a Slyzt situado cerca de la academia ninja de la aldea, el lugar donde comienza el viaje lleno de ilusiones y alegrías qeu todo joven ninja quiere emprender. Mientras la Mizukage le contaba a mi compañero nuestros objetivos en la misión que debíamos realizar el pelinegro se limitó a observar a los niños que a esa hora entraban en la academia con la ilusión de salir de allí convertidos en grandes shinobis, la verdad que desde que pasó a formar parte de este equipo el uchiha había cambiado mucha, pasó de ser una persona fría y distante a sentirse acogido y mostrarse más cercano ante los demás.

Una vez la Mizukage acabó de informar a Slyzt, esta se marchó y la conversación entre ambos compañeros también finalizó, ambos habían llegado a la conclusión de que Slyzt iría a buscar un mapa e información para ir al País del Hierro y que el joven pelinegro se encargaría de conseguir las previsiones y el barco para marchar lo antes posible hacia tan lejano lugar. El pelinegro conocedor de todos los navíos que se hallaban en el puerto este día marchó rápido hasta encontrar al capitán del que sin duda era el más seguro y mejor barco disponible ahora mismo, ya solo le quedaba conseguir las provisiones pero esto no fue muy difícil para el joven uchiha que marchó hasta el gran mercado de la aldea y regresó apenas unos minutos antes de la llegada de Slyzt al barco, tiempo suficiente para acabar de cargar las provisiones en él.

Bien parece que ya podemos marchar, vamos sube que tenemos un largo viaje y quiero hacer algo al volver fueron las palabras del pelinegro ante la llegada de su compañero, ya estaban todos a bordo por lo que el capitán ordenó poner el barco en marcha para llegar a nuestro destino lo antes posible, ya que de nuestra intervención dependía el destino de un país entero. El viaje duró varios días en los que el navío atravesó terribles tormentas así como aguas tranquilas y sin ningún peligro, pero al final a lo lejos podían observar tierra... Vale parece que pronto llegaremos, toma todo lo que necesites que en cuanto el barco llegue a tierra nos marcharemos los dos solos, capitán usted se quedará al mando de la nave y esperenos, eh? Esas fueron las palabras que dijo por su boca el uchiha antes de marcharse a preparar por última vez su equipo para adentrarse en las tierras del País del Hierro. No tardaron en llegar hasta la costa y fue entonces cuando ambos, acompañados de lo que parecía un cuervo que seguía a slyzt, cosa que le dio una idea al joven pelinegro Slyzt podrías mandar a tu cuervo a que vuele y nos informe de si hay algo que deba preocuparnos ahí delante, creo que tener una idea de lo que nos podemos encontrar nos vendría bien para esta misión, además tendríamos de nuestro lado el factor sorpresa

Ver perfil de usuario

3 Re: Misión A, salvando al país el Sáb Nov 24, 2012 6:18 am

Slyzt

avatar
Chunin
Chunin
El país del Hierro, ese lugar que según se había informado fue fundad por “los tres lobos” y viven en una misteriosa montaña con tres hocicos. Una montaña que podía verse dese la costa, pero que demostraba que aun quedaba una larga caminata. Slyzt le comunico al capitán que tardarían como muchos unos cinco días, si pasado ese tiempo no habían vuelto podían irse. Tras estas palabras cogiendo su maleta de viaje y con su cuervo al hombro tocaba comenzar la subida a las montañas.

Mientras mas subían mas frio hacia y llego un punto en el que tuvieron que comenzar a abrigarse del mismo modo que refugio a Umbra por el momento entre unas mantas para que no pasara tanto frio, pues no sabia cuando le acabaría necesitando para esta misión. El camino fue mucho mas arduo de lo esperado, pero al cabo de un día ya estaban a apenas una hora del lugar a defender y sin necesidad de usar a su mascota podía saber exactamente donde se hallaba el enemigo. Esto se debía a que se veían una gran Columna de humo cerca de las murallas de la aldea del país del hierro, delatando que allí se hallaría el campamento enemigo, pero a raíz de esta información iba a comenzar lo verdaderamente difícil.

Debían ser prudentes a la hora de avanzar, por ello en un desnivel hacia abajo, Slyzt se paro y pidió a Arthas que esperase. Saco a Umbra y la foro de aquel que debían asesinar, para enseñársela al cuervo y este sobrevolara la zona, mientras el chunnin se concentraba y miraba todo por los ojos del cuervo. Fue así como descubrió la posición de los exploradores y la tienda donde se encontraba ese tal Mako, del mismo modo que los guardias del campamento y a raíz de ello podrían reaccionar fácilmente para hacerlo todo, sin dejar ningún rastro vivo. Eso fue lo que iban a hacer cuando la noche cayera y amparados por su delicado manto.

El camino al campamento fue muy sencillo de cubrir sin necesidad de matar a nadie, pues sabían los turnos, zonas a cubrir y tiempo que tardaban los exploradores. Por ello con gran astucia y sigilo lograron penetrar entre sus filas, para acabar en el campamento. Lugar donde había mucho mas guardia, pero sabia que debían ir a un borde del mismo donde estaban los animales que se irían a comer en días futuros.-
Ahora veras como nos libraremos de los guardias.- Le decía a Arthas mientras le ponía su sello del cazador en la parte baja de la vaca, pasa así acabar controlando a ese animal y del mismo modo abrir su cerco. Tras esto se alejaron bastante e introdujeron en una caseta vacía, pues la acción comenzaría en breve.

Sin mas preámbulos Slyzt domino a la vaca y con ella comenzó a correr entre los pasillos de las tiendas tratando de embestir a la gento como si se tratara de un toro, por ello corrió la voz de alarma, mientras todos trataban de parar al animal. Momento que Arthas y Slyzt aprovecharon para internarse en el campamento en dirección a la tienda de su objetivo, Mako. La pega de su plan era que ahora no había un orden de guardias, sino que todo era caótico, pero con la vaca corriendo por el campamento y alejando a la mayoría de gente de esta zona lograron llegas a vislumbrar la tienda que buscaban. Esta destacaba enormemente pues era mucho mas grande que las demás y estaba formada por unos materiales mucho mas elegantes que incluían huesos de elefantes, sobre todo de sus colmillos, esos tan grandes con los que ese colosal animal.

Tras haber localizado la tienda Slyzt mando a Umbra a meterse en ella, y ahí estaba Mako examinando sus planos de conquista concentrado, pero cuando el cuervo se metió comenzó a revolotear por la tienda revolviéndolo todo, mientras el despiadado asesino trataba de coger al pájaro. Una distracción aprovechada por el dio ninja para penetrar en la tienda sutilmente y así atrapar al asesino por la espalda.-
Deja al pájaro o morirás.- Le decía Slyzt, mientras el cuervo volvía a su hombro.- ¿Quiénes sois y que queréis?- Fue lo único dicho por el líder invasor, que se mostraba muy intimidante, pese a su situación desfavorable, en la que un brazo con una katana amenazaba con rebanarle el cuello en una milésimas de segundo.- Creo que es obvio, quiero tu vida.- Fue la única respuesta que recibió por el ninja, unas palabras que serian las únicas que retumbarían en su cabeza, pues fue el único sonido que pudo escuchar antes de morir degollado en el suelo y llenándolo todo de sangre.

Después de todo eso comenzaba el momento en el que Slyzt y Arthas ponían patas arriba el lugar, mientras al vigorosa vaca herida pro continuos ataques seguía corriendo como una loca destrozando tiendas, pero era consciente de que no aguantaría mucho mas.-
No tenemos mucho tiempo, la vaca pronto morirá. Recoge todo lo que puedas, el plano que analizaba y demás. Yo registrare su cadáver y me llevare lo que vea importante.- Era lo que decía a su compañero mientras registraba el cadáver de Mako y le quitaba el colgante y anillo que lo caracterizaban, para demostrar que habían cumplido su misión, del mismo modo que un par de papeles que encontró. Aunque ciertamente desconocía si era el documento que se buscaba, pero sabiendo que entre los dos habrían recogido toda la información de interés del lugar, se dispusieron a irse.

Off rol: Te toca acabar la misión.

Ver perfil de usuario

4 Re: Misión A, salvando al país el Sáb Nov 24, 2012 4:20 pm

Arthas

avatar
Chunin
Chunin
Ya había desembarcado del barco cuando entonces pude escuchar como mi compañero Slyzt hablaba con el capitán del barco y le decía que si no regresábamos en cinco días se marcharan sin esperarnos más. Por otra parte ya nos encontrábamos en el lugar donde debíamos de marchar a buscar a nuestro objetivo a partir de ahora, Mako, el criminal que presumía de tener en jaque a un país donde el camino de la espada era lo más importante y la mayoría de la población dominaba, un lugar que se caracterizaba por su neutralidad y por su frío clima en la mayoría de las estaciones del año, es más en la que nos encontrábamos actualmente eran frecuentes las tormentas de nieve donde fácilmente te podrías sin perder si te encuentras lejos de las sendas y caminos más frecuentados... Pero nuestro objetivo era encontrar el campamento del tal Mako y no tardamos mucho en lograrlo cuando Slyzt hizo uso de su habilidad con los animales para rastrear y localizar a nuestro objetivo que al parecer se encontraba en un paso entre varias montañas preparado para comenzar su ofensiva al día siguiente.

Caminamos por varios días, hasta que al final encontramos la localización exacta de su campamento esto nos fue más fácil al poder ver desde la distancia una gran cortina de humo qeu seguro provenía de los fuegos para mantenerse calientes, cosa que fue un gran fallo por su parte porque nos dieron la localización exacta sin siquiera tener que buscarlos. No tardamos mucho en llegar hasta el lugar donde se ubicaba este extenso campamento, nos adentramos según parecía ser por la zona donde se encontraban habían llegado donde tenían a los animales encerrados para alimentarse y transportar sus recursos, esto facilitó que provocaremos un pequeño caos gracias de nuevo al poder de Slyzt para dominar a los animales y manejarlos a su antojo, entonces provocó que uno de los animales saliera de su recinto destruyendo todo a su paso y provocando la situación perfecta para que nosotros dos pudiéramos adentrarnos en lo más profundo del campo y llegar hasta la tienda en la que se encontraba, era muy diferente a las demás, resaltaba sobre las demás, una gran tienda cubierta de pieles y partes de animales, una vez dentro Slyzt no tardó en hacer el trabajo qeu teníamos asignado. Después de qeu el cuerpo de aquel criminal cayera al suelo sin vida y un gran charco de sangre se formara en apenas unos segundos, nosotros recogíamos todo lo que veíamos cerca con la esperanza de encontrar los documentos que nos habían sido, pero entonces algo pasó, uno de los miembros de este ejército criminal entró a la tienda y vio a su jefe tirado en el suelo muerto y desangrado con la garganta rebanada. Higan... duerme un poco fueron mis palabras mientras con mis dedos en posición de pistola atravesaba con un disparo de fuego la cabeza de aquel pobre infeliz para que no diera la luz de alarma.Tenemos que marcharnos, tú truco de las vacas no durará mucho más y pronto comenzarán a venir hasta aquí más, vámonos ya con estas palabras ambos abandonaron la tienda del tal Mako que junto a su acompañante quedó tirado en el piso, muerto y sin ninguna gota de sangre seguro... Escapamos por el lugar por donde nos habíamos adentrado al campamento, el caos formado por la vaca todavía nos facilitó aún más la salida pero cuando apenas estábamos saliendo del campamento pudimos escuchar ruidos y gritos por parte de los que se encontraban allí, esto nos hizo darnos cuenta de que seguramente ya sabrían que habíamos estado allí y que deberíamos de darnos prisa antes de qeu nos encuentren.Tenemos que salir de aquí lo más rápido qeu podamos, como no nos demos prisa nos cogerán y además tenemos qeu hacer algo... pero la situación cada vez era peor, los integrantes de ese ejército no tardaron en perseguirnos inmediatamente y no se entretuvieron en hacerlo, muy pronto tuvimos detrás de nosotros a unos veinte mercenarios. Mira lo que has hecho... no podíamos matarlo y dejarlo ahí sentado que pareciera que estaba durmiendo... no, has tenido qeu cortarle el cuello y dejarlo ahogarse en su propia sangre... a veces no piensas lo que haces... le decía a Slyzt mientras corríamos mientras éramos perseguidos, corríamos lo más rápido que podíamos pero de un momento a otro nos alcanzarían por lo que aprovechando qeu estábamos atravesando un terreno difícil e irregular acerté a colocar varios sellos explosivos en distintos lugares mientras huíamos, hecho que nos permitió escapar de nuestros perseguidores, que se vieron atrapados en las explosiones y en pequeñas avalanchas de nieve y rocas.

Cuando el quinto día llegó, todavía no habíamos llegado hasta el barco pero sabíamos que estábamos cerca, justo cuando llegamos al lugar del desembarco pudimos observar como el barco comenzaba a levantar anclas y se preparaba para su marcha pero rápidamente subimos a él e informamos al capitán de que se diera prisa por que todavía podíamos sufrir algún ataque por parte de los integrantes de aquel ejército... El viaje de vuelta duró varios días, tiempo suficiente para que ambos pudiéramos buscar entre todo lo que habíamos tomado los ansiados documentos que debíamos de presentar y entregar ante la Mizukage. Una vez en la aldea de la niebla lo primero que hicimos fue dirigirnos hacia la torre de la Mizukage y entregarle todo lo que habíamos conseguido recuperar y clasificar como importante.

Ver perfil de usuario

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.